Sesión 2 Componentes de las emociones

El objetivo en esta sesión es reconocer qué son las emociones e identificarlas en nosotros mismos, para ello, iniciaremos por conocer qué son las emociones.

Las emociones son reacciones psicofisiológicas que experimentamos según la situación que estamos viviendo, estas pueden ser placenteras o displacenteras, sin embargo, ambas son importantes de vivir y expresar de manera saludable.

Seguramente cuando pensamos en emociones somos capaces de identificar el nombre y sensación que nos provocan algunas, pero ¿tú sabías que existen hasta 118 emociones distintas? esta fue la tarea de Robert Plutchik, quien reconoce que de seis emociones básicas se desprenden todas las demás, estas emociones básicas son:  enojo, disgusto, miedo, sorpresa, felicidad y tristeza.

Ahora ya conocimos cuantas emociones podemos tener, pero ¿Cómo podemos identificar cuál es la emoción que estoy sintiendo y cómo saber si la estoy expresando de forma asertiva?

Para ello, tenemos que ser conscientes de los tres componentes de las emociones y que a través de ellos es que las expresamos; reconocer los tres componentes en cada una de mis emociones, permite estar alertas de los cambios o reacciones que provocan en nosotros y así poder modificar nuestras formas de actuar o comunicarnos.

  • Psicológico: las emociones pasan primero por nuestra mente generando pensamientos que nos ayudan a expresarlas y procesarlas.
  • Fisiológico: en este componente expresamos las emociones por nuestro cuerpo, por ejemplo, corazón acelerado, respiración agitada, cambio de temperatura, sudoración, etc.
  • Conductual: en este componente exteriorizamos la emoción que estamos experimentando, por ejemplo, aplaudir si algo te alegra, brincar por sorpresa, hacer gestos faciales cuando estas sorprendido o tienes miedo.

Un buen indicador para saber si estoy expresando de forma asertiva mis emociones es si al hacerlo, no me siento peor o no estoy lastimando a otros al momento de expresarme, se supondría, que expresar nuestras emociones de forma asertiva facilita nuestra autorregulación y permite buscar alternativas.

Conocer nuestras emociones es una gran herramienta para aprender a localizarlas e identificarlas cuando se presentan, nos ayuda a ser conscientes de nuestro cuerpo y mente, a ponerle nombre a lo que estamos experimentando, describirlo y saber dónde es el medio por el cual esta emoción trata de liberarse. A su vez, esto nos ayudara a aprender cuales son las que son más difíciles para nosotros y así tener la oportunidad de trabajar con ellas para mejorar nuestro bienestar emocional día a día.

INFOGRAFÍA SESIÓN 2
Video Complementario
Video de Meditación
Shopping Basket